lunes, 14 de junio de 2010

Los Nadie


Sueñan las pulgas con comprarse un perro
y sueñan los nadie con salir de pobres,
que algún mágico día llueva de pronto la buena suerte,
que llueva a cántaros la buena suerte,
pero la buena suerte no llueve ayer,
ni hoy, ni mañana, ni nunca.
Ni en lloviznita cae del cielo la buena suerte,
por mucho que los nadie la llamen,
aunque les pique la mano izquierda,
o se levanten con el pie derecho,
o empiecen el año cambiando de escoba.
Los nadie: los hijos de nadie, los dueños de nada.
Los nadie: los ningunos, los ninguneados,
corriendo la liebre,
muriendo la vida,
jodidos,
rejodidos.
Que no son, aunque sean.
Que no hablan idiomas, sino dialectos.
Que no profesan religiones, sino supersticiones.
Que no hacen arte, sino artesanía.
Que no practican cultura, sino folklore.
Que no son seres humanos, sino recursos humanos.
Que no tienen cara, sino brazos.
Que no tienen nombre, sino número.
Que no figuran en la historia universal,
sino en la crónica roja de la prensa local.
Los nadie, que cuestan menos que la bala que los mata.

4 comentarios:

Militos dijo...

Dyas. cuánto tiempo sin verte, me alegró mucho tu visita a mi blog.
Veo que has cambiado de plantilla, está muy bonito.
Tus palabras algo deprimentes, pero muy acertqadas, ¡Pobres nadie! y cuánto abundan o abundamos.
Un beso
Me apunto a tus seguidores.

Dyas dijo...

Gracias por tu comentario, Militos, creo ya te tenía entre mis seguidores; efectimamente, este poema es algo deprimente, como los tiempos en que vivimos...
Nos vemos en tu blog, bueno, en tus blogs, porque tienes varios y todos a cual mejor.
Bss.

Mariní dijo...

...q bueno encontrar este texto !( lo leí quien sabe cuando...)
lo tomaré prestado, para un post q está en espera ... hablando del mundial... ningunas palabras mas acertadas- a mi criterio - para este momento...

citando la fuente de tu blog obviamente!

gracias

Dyas dijo...

Gracias, Mariní.
Lo del mundial no lo acabo de entender... ¿te refieres al fútbol o a la situación mundial? Je, je.