domingo, 10 de enero de 2010

Con besos "doraos"


Por casualidad se cuelga
el sombrero del perchero
“lanzao” a siete metros
con los ojos “vendaos”.
Por casualidad se cuelgan
de un abismo mil ideas,
ideas que me abren camino
con los dedos “cruzaos”.

No es casualidad que el aire
encaje en mis pulmones,
no es posible que el azar
nos regalara cuatro estaciones.
Por casualidad
no creo estar aquí,
pensando en ti
alguien tuvo que escribir.

Pergaminos de cristal,
con tintura de avellana
y en la noche dibujar,
la luna de porcelana.
Y es mucha casualidad,
que después de la tormenta,
la lluvia nos recompensa,
con un arco de colores.

Sortilegios de coral
entre espumas y océanos
y en el viento colocar
los jazmines de verano
y es mucha casualidad
que después de la tormenta
la lluvia nos recompensa
con un arco de colores.

Pero qué bien “colocao”
está el sol que no quema los campos
y es que encima los bendice
con besos “doraos”,
Pero qué bien le sientan
a las flores las abejas,
que les trae la descendencia,
qué bien “preparao”

1 comentario:

Äriastóteles Lumínico dijo...

Buenos versos, espero que te agrade mi reflexión sobre la naturaleza en el lugar de costumbre.